sábado, 29 de diciembre de 2007

Ella es inimputable, Quevedo... Perdonála.

5 comentarios:

marcos dijo...

Se puede «licuar» un poco el tema:

érase un hombre en su barniz ahogado
una eyaculación superlativa
...


Pero me da un poco de impresión seguir.

Luciana dijo...

Sí, ese soneto puede quedar muy pegajoso...

El de Luisa no me gusta del todo, es una versión en borrador que quisiera ir corrigiendo. Salta mucho el ritmo cuando lo leo en voz alta. Lamenté no encontrar una palabra aguda (como "nariz"/"barniz" en tu versión) para nombrar el pene (pija, verga, garcha, choto, etc, etc... todas graves!! y la remilpú!) Acepto sugerencias.

Besos!

Marcos dijo...

Pero qué poca imaginación...

cincel
pijón
corcel
bastón
pincel
turrón

etc. Quizá no sean suficientemente pornográficos, pero sí sugestivos.

La pseudo-rima es involuntaria.

Luciana dijo...

No hay caso, Luisa K. tiene la idea pija!
Si dejamos volar la imaginación, "nariz" funciona perfectamente, y entonces no tengo nada que hacer frente a Quevedo, salvo sacarme el sombrero.

Beso!

Luisa Kaufman dijo...

Tarea para el hogar: aprender de memoria la Nomenclatura y Apología del Carajo, de Francisco Acuña de Figueroa.