lunes, 26 de marzo de 2007

Leo Masliah - Corriente alterna




No sé por qué te fuiste ni por qué después
al poco tiempo te dio por volver
no sé por qué no sé por qué
tomaste aquella triste decisión
de abandonarme y cuál fue la razón
de tu regreso y qué pasó

que al otro día te volviste a ir
no me diste ni tiempo de decirte
preguntarte si esa vez
regresarías como la anterior
ni si te ibas en busca de amor
y si fue así supongo que

no lo encontraste y fue por eso que
volviste pero cuando te apreté y
te pregunté qué plan tenés
me contestaste muy así nomás
con evasivas y casi te vas
pero esa vez no te dejé

porque de un brazo fuerte te agarré
pero fue inútil cuando me acosté
sentí la puerta y eras vos
que te pirabas sin decir adiós
capaz que fue mejor para los dos
pero muy malo para mí

por eso me alegré cuando te vi
que regresabas pero no entendí
por qué enseguida me decís
que tu intención sigue siendo partir
y sin demora pasas a cumplir
tu anuncio y me dejas ahí

sin esperanza con respecto a ti
pero con la sorpresa de que así
como te vi partir también
te vi volver y te escuché muy bien
decir que nunca me ibas a dejar
para después saber faltar

a tu palabra porque sin piedad
te fuiste a algún rincón de la ciudad
que al parecer no te gustó
porque si no no entiendo qué te dio
por dar la vuelta y pedirme perdón
pero enseguida, maldición,

me abandonaste y desde aquella vez
te fuiste y regresaste más de diez
o veinte veces es que ya
perdí la cuenta y la velocidad
de tu continuo ir y venir se va
volviendo cada vez mayor

ni bien te fuiste por el ascensor
la puerta se abre y estás otra vez
ahí no sé si es que volvés
ya es imposible adivinar qué hacés
si te estas yendo o a la misma vez
estás viniendo ya no estás

acá ni allá como venís te vas
tu cara ya no se distingue más
apenas en el corredor
se ve una larga franja del color
de tu vestido sos como un ciclón
un huracán sin dirección

un haz de luz cada vez más veloz
ya nadie puede verte ya no sos
más que una tenue sensación
una sutil, fugaz coloración
en las baldosas de ese corredor
y la portera ya subió

trayendo el balde con el secador
le digo doña deje por favor
y me contesta no señor
el corredor lo tengo que limpiar
y yo le explico que te va a borrar
si pasa el trapo por ahí

pero ella cree que me enloquecí
no sabe nada de lo que yo vi
y un golpe de agua con jabón
te lleva entera junto a la ilusión
de averiguar un día en qué vagón
viaja el secreto de tu corazón.

13 comentarios:

Marcos dijo...

Suelo cantar esa canción al oído de ciertas señoritas.

Luciana dijo...

Bien! Entonces quiere decir que permanecen a su lado! (Al menos, durante el tiempo que dura la canción...)

El post surgió porque hace poco ví una peli en la que aparece Nikola Tesla como uno de los personajes
;-) Y Usted sabe cómo es esto de la asociación libre!

Ahora que lo pienso un poco, esto de dejar un blog y arrancar con otro - aunque mis movimientos hayan parecido calmos y premeditados -, me ocasionó vaivenes anímicos de aquellos, y estuve a punto de esfumarme en una seguidilla cada vez más veloz de creación y supresión de blogs y posts!!

Beso!
Lu

Ana Lucía dijo...

Excelente! No lo conocía... al texto ni a la canción, aunque casi casi que la escribí yo jajaja, luego te paso mi texto, qué sintonía, lo acabo de encontrar! Besote y abrazo-te!! jajaaa

Pablo Sebastián dijo...

A mí de Masliah me impresiona cómo hace parecer que está haciendo una boludez y sin embargo lo que hace es de un nivel de exigencia técnica increíble. Escuchen cómo frasea, lo que hace en el piano, todo, ¡es un delirio! Es el "anti-rockguitar-hero", lo contrario a los piscuises esos que se contorsionan como si tocaran la octava maravilla y uno se queda pensando "¿y?".

Perdón por la digresión, me fui para otro lado.

(Pregunta: lo de no permitir sino comentadores de Blogger, ¿es a propósito?)

Luciana dijo...

Analuz: lindo verte por acá!

Pablo: Coincido plenamente. ¡Y cuánto hace que no escuchaba/leía a alguien diciendo "piscuises"!!!

(Lo de los comentarios se me chispoteó, veré si puedo corregirlo ahora)

Beso!

carlos dijo...

Hola Luciana, te descubrí por un link de Pablo. Lástima que recién ahora, hay poquitas cosas en el sitio, por lo que veo. Me voy a dar una vuelta cada tanto. No me preguntes porqué (no lo sé) me llama la atención la gente de La Plata que bloguea. A veces pienso que no lo hacemos tan mal (¡mirá el humilde!) Quiero decir, mucho más de lo que la ciudad merece, ¿no? (es un viejo chiste que nunca fue bueno ni nuevo; ya me siento un viejo choto, repitiéndolo)

Luciana dijo...

Hola, Carlos!
Si vas a mi blog anterior, hay algo más por descubrir. Yo ahorita me voy a chusmear el tuyo...
Cuéntote que nací en La Plata, mas crecí en Berisso y actualmente envejezco en Villa Elisa.
Taprontito!

carlos dijo...

es todo el gran La Plata, para mí sos platense.
Me encantan los pornosonetos, no te pongas colorada. Siempre leía los de Pedro, fijate que los tengo linkeados.

Luciana dijo...

Ejem! Los de Ramón, querrás decir...

cerebro magnético dijo...

Qué linda música que hace Leo! Lo creo así desde hace mucho tiempo pero hace rato que no lo recordaba. Me encanta "Juntapuchos" también, no sé si la conocés.

Luciana dijo...

Hola, Cerebro!
Descubrí a Leo hace como veinte años (cuando siguiendo a un grupo de amigos me colé en un recital!). Desde entonces lo he visto muchas veces en vivo en La Plata (pagando la entrada, eh!!), pero jamás tuve sus discos. No recuerdo ese tema que mencionás, y hay muchos otros que recuerdo pero no sé ni cómo se llaman...
Beso,
Lu

alguna de las dos dijo...

este blog es tan divertido!
y los links a los que llegué lo mismo, el blog anterior, ramón...muchos personajes!
Bueno, felicitaciones y seguiré pasando. El plus es que yo también soy de La Plata...tal vez nos hayamos cruzado por ahí alguna q otra vez.

Luciana dijo...

alguna de las dos:

¡muchas gracias!!! de parte de nosotras dos ;-)

Lu-Lu